Testimonios | CITPA

Testimonios

Mi hijo Renato,  desde muy pequeño tenía  características diferentes a la mayoría de los otros niños. En una fiesta no podía estar formado en la fila de la piñata, en general él estaba en actividades diferentes a las de los otros niños, en un restaurante era difícil que se pudiera mantener sentado un momento, pero eso no tenía mayor impacto, fue hasta que entró a preescolar que comenzaron a ser más notorias sus actitudes, por ejemplo: le costaba mucho permanecer sentado en clase, se distraía y no trabajaba, se salía del salón.

Cuando entró a la primaria fue necesario buscar ayuda, nos preocupaba su desarrollo emocional. Nos recomendaron CITPA y nos dío seguridad desde el proceso inicial y el diagnóstico, que nos ayudó a identificar realmente que es lo que tenía.

Comenzó su tratamiento integral con terapias, medicamento, apoyo en casa y escuela. Ahora puede mantenerse atento, va muy bien en la escuela, sabe  que hacer cuando comienza a descontrolarse, utiliza las herramientas que aprendió y tiene una buena autoestima.

¡Gracias CITPA!

Marcela Hernández,

A mi hijo Carlos Emiliano se le diagnosticó Epilepsia con síndrome de Doose (refractario) hace 3 años y derivado de esto no podía estar más de 5 minutos sentado, no seguia instrucciones y obviamente en la escuela tenía nulo avance académico.

La Directora de CITPA Hilda Mendoza fue a la escuela para revisar su desenvolvimiento en el salón de clases y se le realizó un diagnóstico en CITPA; el resultado fué que cada crisis por epilepsia le  genera afectación neurológica, deteriorando funciones cognitivas y limitando su maduración, por lo que era indispensable que Carlos fuera estimulado a través de Terapias de Lenguaje, aprendizaje y motricidad para que recuperera las funciones que han sido afectadas y alcance su mejor desarrollo y madurez.

En la Actualidad mi hijo ha tenido un cambio de 360 grados en cuanto al desempeño en la escuela y en control de las crisis con el tratamiento  neurologico  (Dra. Matilde Ruiz)

GRACIAS CITPA por formar parte en el desarollo de Carlitos y de todos los niños que necesitan de ustedes.

Verónica Rosales,

Nuestro hijo sietemesino, fue revisado y tratado desde pequeño, por diversos psicólogos sin que nunca le diagnosticaran TDAH.

Poco a poco fue perdiendo la autoestima por los fracasos escolares y nosotros como padres estábamos cada vez mas confundidos y angustiados.

Conocer a la maestra Hilda y a su grupo interdisciplinario, nos cambió la vida, y aunque ya tenía 18 años, nuestro hijo Yelmay Salvador renació y le devolvieron su autoestima, nos hicieron comprender su TDAH, nos permitieron brindarle una vida normal, contar con las mismas oportunidades que cualquier hijo bien amado y tener la confianza de que saldrá adelante y encontrará su lugar en la vida.

Mil gracias de todo corazón!!!

Dr. Salvador Estrada, Doctor