¿Cuál es su origen? | CITPA

¿Cuál es su origen?

 

El TDAH, es un trastorno multifactorial[1] que se presenta en el inicio de la infancia y se caracteriza por la dificultad para poner atención, hiperactividad y/o impulsividad, que puede persistir hasta la edad adulta, afectando la vida de quien lo padece en las áreas académica, emocional, social y laboral.

Desde el punto de vista neuroquímico, el origen del TDAH  se debe a un mal  funcionamiento de ciertas regiones cerebrales entre las que se encuentran el córtex prefrontal, que interviene en la activación de conductas del individuo, la resistencia a la distracción y el desarrollo de la conciencia del tiempo; El nucleus caudatus y del globus pallidus,  ayudan en la inhibición de respuestas automáticas, facilitando la reflexión, así como del vermix cerebeloso cuya función es desconocida, pero probablemente se encuentre asociada a la regulación de la motivación (Barkley, 1997). Esta alteración en las personas con TDAH, se traduce en una deficiente función atencional,  y motora, principalmente, así como dificultades en las llamadas funciones ejecutivas, que son actividades mentales complejas, que nos permiten a cada persona, auto regular el  comportamiento  para hacer lo que nos proponemos hacer. Las principales funciones ejecutivas son: activación, autorregulación, planeación, organización, auto monitoreo, memoria de trabajo, control de emociones, motivación y la habilidad para solucionar problemas, entre las más importantes.

Cuando el TDAH está presente en una persona, puede presentar déficits en algunas funciones ejecutivas, no necesariamente en todas ellas.

[1] Se dice que el origen del TDAH es multifactorial, porque  existen factores genéticos hereditarios, factores neuroquímicos por deficiencia en algunos neurotransmisores encargados de transmitir información de una neurona a otra, principalmente dopamina y norepinefrina. Factores neuroanatómicos y fisiológicos. Esto es, se encuentran involucradas las áreas prefrontal, núcleos basales del cerebro y el cerebelo. Los factores sociales también intervienen en la persistencia del TDAH, como es el estrés por la presión que ejerce la familia y adultos que están alrededor del niño con TDAH, hacia su persona.

.

 

 

» ¿CÓMO SE DETECTA?

 

 

Lo más importante es contar con un Diagnóstico profesional que descarte cualquier otro origen de la conducta, que oriente y de tranquilidad.

 

 

 

 

Existen dos referentes para el diagnóstico del TDAH, que son los sistemas actuales de clasificación internacional que determinan las características específicas de este trastorno y los criterios diagnósticos. Nos referimos al Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, cuarta edición, texto revisado (DSM IV- TR), elaborado por la Asociación Psiquiátrica Americana (APA) y el elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), “Clasificación Internacional de Enfermedades Mentales” CIE-10, décima edición.

⇒TABLA DE CRITERIOS DE DIAGNÓSTICOS DEL TDAH (Click aquí)

Es importante aclarar, que esta tabla es un listado de síntomas y que para detectar este trastorno, debe hacerse un diagnóstico clínico por especialistas certificados para la atención del TDAH, el cual se confirme por un neurólogo pediatra o paidopsiquiatra, quien valorará también la necesidad de medicación, si ésta es requerida.

 

boton-regresar